domingo, 9 de septiembre de 2012

Sueños rotos.

Un día te levantas pensando que hoy mismo vas a empezar a comerte el mundo, que esta vez todo saldrá bien y no habrá nadie que te lo pueda impedir. Levantas la cabeza  y te dices: "hoy no me va a importar nada ni nadie, tan si quiera los recuerdos". Intentas desmadrarte para olvidar todo pero acaba saliendo mal, tu borracha con tu botella de Jack Daniel´s, perdida sin saber que hacer y los recuerdos vuelven aun más fuertes de lo que estaban antes, esa frase que dijiste al despertarte se desvanece con el viento en una pequeña brisa sin sentido; terminas tirada en la cera sin nadie que te de consuelo, estas harta de ser objeto de cualquier tio que pase por tu lado, que simplemente te ilusione con palabrerías, harta de que siempre termines jodiendo algo, sea como sea lo terminas haciendo aunque no quieras, pero sigues pensando que esto solo es un sueño del que alguien te despertara y no es así, esta es la vida real y tu sigues ahí tirada con tus penas sin consuelo buscando unos labios que te den consuelo cada vez que lo necesites, cada vez que te sientas mal, que siempre estén ahí, hasta que llega un punto que decides levantarte y seguir sonriendo a pesar de todo lo sucedido, pero la frase que dijiste por la mañana se destruyo completamente y te termino importando todo y todos, y lo peor el mundo te termino comiendo a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario