viernes, 20 de abril de 2012

Mil pensamientos en una puesta de Sol.

Sentarte en medio del campo, solo, a tu bola. Una música suave de fondo agachar la cabeza y pensar en errores, aciertos, facilidades, momentos difíciles y todo lo que se te pueda venir a la cabeza. Cuando de repente levantas la cabeza y te das cuenta que tienes detrás una preciosa puesta de sol; inquieto, te quedas mirándola pensando en todo y te empiezas a dar cuenta de las cosas que tienes, a quienes de verdad quieres, a quienes en momentos dados echas mucho en falta y a quienes con solo estar, en silencio, con ellos ya te vale.

Y piensas que no hay nadie como esa persona que te llene tanto, que nadie como ella tiene ese don para dar tranquilidad, con quien solo una mirada es suficiente para hablar, quien te hace olvidar los problemas y sentirte bien contigo mismo, con quien tus sueños no son bobadas, solamente sueños por cumplir, con quien siempre te sentirás a gusto, pase lo que pase..., pero de repente un día se termina todo, sin tener casi motivos, por gilipolleces, como siempre, y es cuando empiezas a echar de menos la mayoría de los momentos junto a esa persona.

1 comentario:

  1. Muy profundo! yo tambien pienso que todos necesitamos nuestro momentos de soledad..
    XX

    ResponderEliminar