martes, 6 de septiembre de 2011

Explotar sin dar explicaciones...

Puede que algunos puedan estar toda su vida felices, que nunca se depriman por nada, pero en mi caso y en de muchos más, ahí demasiados días que estemos triste o simplemente que no tengamos ganas de nada.
Un día estamos genial, pero al siguiente nos deprimimos sin saber porque, preferimos seguir adelante y pasar de nosotros mismos, intentar pasárnoslo bien.Pero el segundo día, notas que ya no puedes más y por ultima vez intentas salir y disfrutar, pero ves que tu alrededor es todo demasiado fuerte para aguantar que cualquier cosa que te hagan ya no la aguantas, esa misma noche cuando llegas a casa piensas que tu vida es una mierda, que no vales nada y ahí es ya cuando explotas, cuando te reconcomes por dentro y empiezas a llorar, a pensar en todo lo que ha pasado a tu alrededor, a dudar en muchas cosas. De repente sientes que el alma se te va, que todo lo que pasara desde ahora en tu vida podrá ser mejor después de desahogarte una noche entera llorando.
Al día siguiente te levantas con más fuerzas para seguir adelante, ya te has desahogado te has liberado y sientes que tienes muchas más fuerzas que las que tenias antes, aunque todavía sigas un poco deprimido.
Sales piensas en divertirte y te das cuenta de que eres muy afortunado por tener todo lo que tienes, una familia, amigas, amigos, y personas que siempre estará ahí para apollarte. Eso es lo que por fin de una vez te hace sonreír.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Primera regla de la vida.

La primera regla de la vida es disfrutar de ella como si fuese el ultimo día de tu vida, pero también a su lado le acompañan muchas más.Para mi el quererse a si mismo es la primera, porque si no te quieres a ti mismo, ¿quién te va a querer?
Puede que se metan contigo, puede que te insulten a las espaldas, puede que se rían de ti, ¿y que? Tanto te puede importar lo que digan de ti como para tener que seguir todas las modas, como para ser quien no eres y gustar a todos los que te rodean en falsedad... Si de verdad quisieses tener amigos de verdad serías como tu eres en realidad, serías tu mismo, y te daría igual lo que pensasen de ti, porque si tienes amigos de verdad te van a querer tal y como eres, sin pensar nada de lo que pienses los demás.
También...puede que estés gorda o simplemente como un palillo...,pero que más dará eso, si como dicen la belleza esta en el interior y lo que más importa es la personalidad propia. Por mi parte, no se debería juzgar a las personas con eso, porque cada una es como es y se quieren tal y como son.