viernes, 5 de agosto de 2011

Esperar.

Esperar a que llegue otra vez aquel día tonto en el que tus labios rocen con los míos, esperar de nuevo a que me abraces y prometas no soltarme en un tiempo, esperar aquellas caricias tuyas que me hacías cuando estábamos juntos y esperar de nuevo a que cuando estemos con mucha gente alrededor, parezca que estamos solos tu y yo.



4 comentarios:

  1. Tienes un blog muy interesante, es un placer ver todo el esfuerzo que le has dedicado.

    Quizas te guste el mio
    http://www.muytranquilo.es/

    Saludos ;)

    ResponderEliminar